Nike Air Max Damskie Rozmiar 41

Un ex general serbio fue apu este viernes por otros tres presos musulmanes en la prisi de alta seguridad brit de Wakefield en la que cumple condena por la masacre de por la masacre de Srebrenica. Radislav Krstic, de 62 a condenado a 35 a de prisi por cr de guerra, se encuentra en estado cr despu de haber recibido varios cortes en el cuello. El ex general fue atacado en su propia celda, donde fue hallado la ma del viernes.

Pocas horas antes de su presentaci en el Collazo, Enrique Espert, presidente de Daecpu, recibi una carta de Adench, en donde se expon «En conocimiento del trabajo presentado al p uruguayo y extranjero en su cupl «Los Charr queremos expresar nuestro desagrado y nuestro dolor ya que en el entendido que son artistas de y para el pueblo, hayan incurrido no s en el error que fue por falta de informaci de que nuestros pueblos originarios no han dejado nada. Nos resulta doloroso que, por desconocimiento y otras razones que desconocemos, seamos testigos de estos agravios en la m fiesta popular», para culminar con «Esperamos una pronta disculpa p por este hecho lesivo con connotaciones racistas y xenof A estas expresiones se agregaron las palabras pronunciadas por el reconocido antrop encargado de las excavaciones en dependencias militares que condujeron a la ubicaci de restos de personas desaparecidas durante la dictadura militar, Jos L Mazz, quien indic en el programa radial «De diez a doce» (Radio Uruguay): «el cupl fue escrito por planchas e ignorantes y su contenido es una reverenda ignorancia, es fascista y discriminatorio», agregando adem que «si queremos ser una naci hay que tener una conciencia hist clara. Si es la cultura media, hay que tener cuidado»..

El m abord por detr y retir del lugar al indagado, quien r manifest que no le estaba pegando a su pareja, afirmaci que recibi la respuesta de F. Quien expres que efectivamente le estaba pegando. Seg la Justicia, ninguno de los testigos que declararon en la causa «visualizaron que Plada haya golpeado a su pareja, tampoco apreciaron la existencia de alguna lesi en la denunciante»..

Aunque esta vez la victoria, aunque sea en un amistoso, sirva para tapar algunos defectos. Los primeros minutos mostraron a un equipo con bastante de lo bueno y lo malo que hab tenido Argentina en Sud De un lado la vocaci ofensiva y el entusiasmo, del otro algunas dudas en defensa y cierta anarqu seguramente inevitable para tratar de llevar peligro al arco rival. De todas maneras, le alcanz al equipo de Batista para dominar los primeros minutos del partido, aunque sin crear grandes oportunidades de riesgo..

Acerca del autor: Zapatillas Nike Air Max

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.